detalle de noticia

Marzo 21, 2017
SRI INVESTIGA A NUEVAS EMPRESAS QUE PRESUNTAMENTE EVADEN IMPUESTOS CON FALSIFICACIÓN DE FACTURAS

El Servicio de Rentas Internas (SRI) en coordinación con la Fiscalía General del Estado, apoyó en los allanamientos realizados en Quito el pasado 15 de marzo de 2017, a las empresas Turbomotores Ecuatorianos Turbobakuz S.A., Turbinas y Gobernadores Turbigob C.A. e Ingeniería y Servicios Seringen S.A. del grupo Turbomotores (TME), las cuales se presume habrían incurrido en el delito de defraudación tributaria, sancionado por el Código Integral Penal.

El art. 298 del Código Orgánico Integral Penal sanciona con pena privativa de libertad de 5 a 7 años, por el delito de defraudación tributaria, en el cual se indica: “La persona que simule, oculte, omite, falsee o engañe en la determinación de la obligación tributaria, para dejar de pagar en todo o en parte los tributos realmente debidos, en provecho propio o de un tercero" (…).

Este comportamiento, así como el de testaferrismo, utilización de empresas ficticias o fantasmas, utilización de paraísos fiscales, entre otros, se catalogan como “planificación fiscal agresiva”, actos que no están amparados por el principio de reserva de la información, de acuerdo a lo que dicta el artículo 101 de la Ley de Régimen Tributario Interno: “(…) las prácticas de planificación fiscal agresiva, no estarán sujetas a la reserva establecida en este artículo. Tampoco tendrá el carácter de reservado la información relacionada con los asesores, promotores, diseñadores y consultores de estas prácticas.”

Estas empresas operan de la siguiente manera:

1. RELACIONAMIENTOS

 

Turbomotores es la empresa principal de las tres antes referidas, la cual ha prestado durante 6 años sus servicios al sector público por más de USD 35 millones. Turbigob y Seringen actúan como proveedoras de Turbomotores, y entre ellas, también se facturan compras y ventas. Las 3 empresas mantienen el mismo accionista mayoritario, misma dirección de domicilio y mismo contador.


2. DECLARACIÓN DEL PROPIO CONTRIBUYENTE

Sobre la empresa principal Turbomotores, el análisis realizado corresponde a las declaraciones de IVA e Impuesto a la Renta del año 2013, cuyo impuesto causado según la empresa fue de USD 41.869,73.

De la revisión de las declaraciones de IVA presentadas por la empresa, se evidenció que existen diferencias entre lo declarado como compras versus lo informado en sus anexos:

 

 

Es decir, el contribuyente registró más gastos de los reales en sus declaraciones de IVA y Renta, logrando con ello reducir el pago de sus impuestos. Además no entregó al SRI el detalle de sus proveedores en los anexos de información. En virtud de aquello, se extendieron 15 solicitudes de información a la empresa Turbomotores con la finalidad de que ejerza su derecho a la defensa y justifique las diferencias detectadas.

El día 3 de marzo de 2017, el representante legal de Turbomotores, señor Yerko Andrés Basic Kuzmicic, presentó al SRI justificativos de gastos por un valor de USD 3 millones, conforme al siguiente detalle:

 

 

3. HALLAZGOS

Con la finalidad de verificar la veracidad de la información entregada, el SRI solicitó a las empresas reportadas como supuestas proveedoras de Turbomotores, la presentación física de las facturas de venta, evidenciando las siguientes diferencias:
 

 

De los USD 3 millones reportados como gasto por Turbomotores, se evidenció la emisión de facturas por USD 4.585,92 y ninguna a esta empresa. Con ello, se presume la clonación y falsificación ideológica de las facturas, con las cuales Turbomotores pretendió justificar gastos.

Ejemplos:

 

 

 

 

4. PRESUNTA EVASIÓN

Al registrar gastos inexistentes en su declaración inicial, se origina un perjuicio al Estado que hoy podría ascender a más de USD 750.000 por Impuesto a la Renta y USD. 440.000 por IVA, así como una afectación por más de USD 500.000 en participación de utilidades para los trabajadores de dichas empresas en el 2013.

5. TURBIGOB Y SERINGEN

Similar comportamiento presentan ambas empresas, que tienen relación con Turbomotores. Por ejemplo, en el año 2010, una de sus proveedoras, la señora Flor Cordero Cumbicus, una humilde moradora de Sucumbíos, supuestamente facturó a Turbomotores un valor de USD 269.000 por alquiler de flota vehicular, quien de acuerdo a las bases del SRI no posee ningún vehículo y además negó conocer a dichas empresas y mucho menos haber prestado sus servicios. Dicha falsificación le generó un grave perjuicio económico, motivo por el cual realizó una denuncia ante la Fiscalía General del Estado en el año 2012 (investigaciones previas registradas con los números 210101812060001 y 210101812060109). Sin embargo, en actas de comparecencia la señora informó el retiro de dicha denuncia, debido a que abogados de la empresa Turbigob le habrían ofrecido pagar sus impuestos si desistía de la misma.

Otros proveedores de estas empresas son: Pilozo Quijije Pablo Gustavo y Pilozo Mero Juan Carlos, humildes artesanos manabitas, a quienes estas informaron haberles comprado por un monto de USD 326.325,90 en los años 2010 y 2011; sin embargo, estas personas también negaron tener alguna relación comercial con dichas empresas. Esta información fue entregada al SRI a través de una comparecencia.

6. ALLANAMIENTO

Con toda la evidencia mostrada a la Fiscal que lleva el caso, se realizó el allanamiento a las empresas mencionadas. Toda la documentación está en poder de la Fiscalía y cuando el proceso sea público, el SRI solicitará acceso a la información para continuar sus investigaciones tributarias, con el afán de recuperar los valores impagos al Estado, en perjuicio de todos los ciudadanos.


El SRI investiga permanentemente las tramas de evasión tributaria y planificación fiscal agresiva. Resultado de los controles ejecutados, se ha detectado que empresas o personas naturales han emitido comprobantes de venta por transacciones inexistentes por alrededor de USD 2.300 millones, a más de 18.000 clientes, entre el 2010 y 2015, quienes a su vez, se han beneficiado al reducir significativamente el valor que debían cancelar por el pago de impuestos, perjudicando a toda la sociedad.

Desde septiembre de 2016 hasta el 10 de marzo de 2017, el SRI ha recuperado más de USD 200 millones gracias a los controles realizados a clientes de empresas fantasmas por transacciones inexistentes. De igual forma se han iniciado varias denuncias penales.

El SRI con el objetivo de proteger los intereses de la sociedad en su conjunto, continuará con este tipo de controles para el cumplimiento equitativo y justo de las obligaciones tributarias.


 


Atrás
CON LA LEY DEL PACTO ÉTICO SE LIMITA EL USO DE PARAÍSOS FISCALES