¿Qué es y para qué sirve la devolución de impuestos?

La devolución de impuestos es un derecho reconocido a favor del contribuyente. Una vez revisado, verificado y aceptado el proceso de devolución, su reintegro se realizará conforme a los recursos otorgados por el Ministerio de Finanzas.

La normativa tributaria vigente establece dos tipos de devoluciones de impuestos:

  1. Por pago indebido o pago en exceso: se reconoce los valores que se pagaron más allá de lo establecido en la normativa legal o que se pagaron sin que exista la obligación de hacerlo. Esta devolución aplica en todos los impuestos administrados por el SRI.
  2. Por disposiciones legales específicas a sectores beneficiarios: se favorece a ciertos sectores económicos o grupos de atención prioritaria a través de la devolución del IVA o de su ámbito de aplicación. Este tipo de devolución, contiene un beneficio tributario o incentivo a la actividad económica y productiva, además de la promoción del ahorro, la inversión o la reinversión.

Los principales impuestos sujetos a devolución son el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto a la Renta.

 

Con el propósito de solicitar la devolución de impuestos, los contribuyentes pueden realizar distintos procesos, conforme a las características de su solicitud y el impuesto a ser solicitado

Toda solicitud de devolución realizada por el contribuyente, es atendida por la Administración Tributaria dentro de los plazos legales establecidos y cuya resolución es notificada a la dirección de correo electrónico detallado por el contribuyente o a su buzón personal en el portal web del SRI.

Para cumplir con los actos administrativos y judiciales que disponen una devolución monetaria por conceptos tributarios, la acreditación se realiza en una cuenta bancaria o se emite una nota de crédito que podrá ser utilizada para el pago de impuestos nacionales.